El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha recopilado los últimos datos interanuales de consumo alimentario correspondientes al periodo desde septiembre 2012 a agosto 2013, dentro del el estudio “La alimentación mes a mes”. El estudio muestra que los hogares españoles consumieron un total de 30.633,23 millones de kilos/litros en esos doce meses, lo que supone un incremento del consumo alimentario de un 0,3 por ciento, con una media de 662,39 kg/litros per cápita. También se detecta una subida en el precio medio de los alimentos de un 1,5 por ciento, que justifica la subida del valor en un 1,8 por ciento.

Se constata, sin embargo, un descenso en el consumo del total de aceite, que baja un 3,0 por ciento. La variedad de oliva es la que más decrece (-7,5 por ciento) mientras que el consumo de aceite de girasol crece (6,9 por ciento), según expone un comunicado del Ministerio de Agricultura. Según este estudio, en agosto de 2013 ha disminuido la compra de aceite de oliva (-12,1 por ciento) pero también la de girasol (-1,3 por ciento), que conjuntamente provocan la disminución en volumen del sector en un -8,0 por ciento.

Entradas recomendadas