La Junta lamenta que “el ajuste injustificado” de la PAC en Andalucía castigue al sector agroalimentario

El viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta, Juan Antonio Cortecero, ha lamentado hoy “el ajuste adicional e injustificado de la Política Agrícola Común (PAC) que el Gobierno de España ha aplicado a Andalucía”, un recorte que, según ha explicado, castiga a un sector, el agroalimentario, que “gracias a su competitividad y vocación exportadora, se ha convertido en un elemento amortiguador de la crisis económica y un sector clave para la recuperación económica”.

 

Cortecero, que ha inaugurado la Conferencia Europea ‘La nueva PAC 2014-2020’, organizada por la Asociación de Jóvenes Agricultores de Sevilla (Asaja), ha  recordado la importancia de la PAC, “que ha generado resultados positivos a lo largo de muchos años en materia de renta agraria, en la fijación de la población en el medio rural, en la mejora de la calidad de vida y ha contribuido a conformar un sector agrario competitivo”.

 

En este sentido, ha destacado que, según el Eurobarómetro que publica la Comisión Europea, el 77% de los encuestados consideran que la PAC beneficia a todos los ciudadanos de la Unión Europea, mientras que el 61% es consciente de que los ingresos agrícolas son inferiores a los de los demás sectores económicos. Además, el 53% cree que el desarrollo de la agricultura y de las zonas rurales es muy importante para el futuro. “Datos que confirman la importancia que los europeos conceden al apoyo a la agricultura y a las zonas rurales y la legitimación social con la que cuenta la PAC”, ha aseverado.

 

 

“Desde Andalucía nos parece especialmente significativo el apoyo que se ofrece a la agricultura y a las zonas rurales, que ha generado y genera resultados positivos”, ha subrayado el viceconsejero. Al respecto, ha puntualizado que, “el complejo agroalimentario en su conjunto es una especial fuente de buenas noticias económicas en la actual fase de la llamada gran recesión que estamos atravesando”. Sólo en el año 2013, el sector cerró con unas exportaciones por valor de 7.413 millones de euros, un 4,6% más que el año anterior, mientras que las ramas primarias en Andalucía han experimentado una mejora de su actividad del 8%, aportando algo más de tres décimas al crecimiento del PIB de Andalucía.

 

Según ha explicado, el sector agroalimentario andaluz “gana presencia en los cada vez más difíciles y exigentes mercados internacionales”. Así, de los 13 productos que lideran el ranking de exportaciones andaluzas,  seis son agroalimentarios. De ahí que uno de cada cuatro euros que se exportan en Andalucía tenga el distintivo agroalimentario. Es más, ha añadido, uno de cada cinco euros que exporta España de productos agroalimentarios es andaluz.

 

Asimismo, Cortecero ha repasado algunos de los problemas e incertidumbres de la agricultura y la agroindustria, entre ellos el incremento de los costes energéticos en varios subsectores agroalimentarios, especialmente en el regadío, “que está poniendo en peligro la viabilidad de explotaciones de regadíos modernos”. A ello se suma la modificación del marco regulador de las energías renovables y la cogeneración, “que perjudica a los proyectos industriales vinculados a la ganadería como el tratamiento de purines”. 

 

“Las dificultades para acceder al crédito, la gestión sostenible, la incorporación de jóvenes formados que garantice el relevo generacional, la concentración de la oferta ante un mercado global o la necesidad de seguir impulsando la investigación son otras de las incertidumbres del sector que no debemos olvidar”, ha señalado.

 

Teniendo en cuenta este contexto, la nueva PAC debe contribuir a “garantizar una producción viable de alimentos, la gestión sostenible de los recursos naturales, la continuidad de los esfuerzos inversores y debe ser capaz de afrontar los principales retos de la agroindustria y la agricultura”, ha concretado el viceconsejero.

 

En el caso de Andalucía, “el impacto de la PAC es muy importante” y prueba de ello es que, “sólo en el último año se han beneficiado 850.000 perceptores, de los que cerca de 280.000 son andaluces”. Por ello, “lamentamos que la aplicación de la nueva PAC en España se haya cerrado de forma perjudicial para Andalucía, que pierde, como mínimo, 418 millones de euros; 160 millones del primer pilar y 258 del segundo”, ha aseverado.

 

En este sentido, ha recordado que “el Gobierno de Andalucía dio, desde el primer momento, un apoyo sin reservas al Gobierno de España de cara a la negociación en Bruselas, sin embargo, la segunda fase, la relativa a la aplicación de la PAC en España se ha cerrado de forma perjudicial para Andalucía”, ha explicado.

 

Como consecuencia de este “ajuste adicional e injustificado, los agricultores, ganaderos, la agroindustria y el mundo rural andaluz van a obtener menos recursos financieros que los que han venido percibiendo en el último periodo”, ha concretado. Ello supone, según ha apuntado, que “habrá menos oportunidades para generar renta y empleo en un momento especialmente difícil de crisis económica y con niveles récord de desempleo”. “Y ésta es la única razón del rechazo del Gobierno andaluz a la aplicación de la nueva PAC formulada por el Gobierno de España”, ha asegurado.

 

No obstante, Cortecero ha trasladado a los asistentes a esta Conferencia que “el resultado negativo de la reforma de la PAC no empaña la confianza de la que goza el complejo agroalimentario andaluz dentro y fuera de nuestras fronteras; una confianza que se ha ganado a pulso y basada en el trabajo de sus profesionales, trabajadores e instituciones”. Por ello, ha asegurado, “el reto es seguir reforzando esa confianza y traducirla en nuevas iniciativas generadoras de renta, riqueza y empleo que permitan afrontar con éxito la competencia internacional porque no hay país moderno en el que el complejo agroalimentario no forme parte esencial de su estrategia de crecimiento”.

Víboras muestra su inquietud por la situación en la que se encuentra la aplicación nacional de la reforma de la PAC

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Elena Víboras, ha mostrado hoy su “inquietud” por la marcha de la negociación en la que se encuentra la aplicación nacional de la reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC), cuyos acuerdos ha vaticinado que se pospondrán más allá del próximo 31 de diciembre. En su opinión, no se ha avanzado en cuestiones relacionadas con el dinero correspondiente a desarrollo rural, ayudas acopladas, no se ha definido sobre el concepto de agricultor activo o el futuro que tendrán las ayudas que se reciben por debajo de los 300 euros.  “No se ha cerrado nada, está en el aire todavía, no lo veo claro, por lo que me provoca inquietud”, ha dicho la consejera en Jaén durante el acto de presentación de los Presupuestos de la Junta de Andalucía para el año 2014.

Además, ha señalado que se opondrá a que Andalucía pierda un sólo euro procedente de las ayudas comunitarias, por lo que ha anunciado que “peleará hasta el final” para que la Comunidad andaluza no resulte perjudicada frente a otras Comunidades Autónomas.

Por otra parte, ha defendido el “rigor y la seriedad” del aforo de producción de aceite de oliva presentado en Jaén, que prevé una estimación de cosecha de 1.611.000 toneladas en España, 715.000 en la provincia de Jaén, por lo que se ha mostrado “sorprendida” por las críticas recibidas. Además, ha enfatizado que la misión de la Consejería que preside “no tiene intención de hacer daño a nadie, sino la de ayudar y decir los datos tal como son, con rigor y seriedad”.

La DO Sierra de Segura prevé una producción de 26.400 toneladas de aceite de oliva para la próxima campaña

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra de Segura prevé que la comarca segureña contará con una producción de 26.400 toneladas de aceite de oliva en la campaña 2013/2014, según las primeras estimaciones realizadas. Las previsiones para la inminente campaña mejoran de forma notable las cifras del año pasado, en el que los niveles de producción fueron excepcionalmente bajos. De hecho, según el secretario del Consejo Regulador, Francisco Moreno, la cantidad de aceite de oliva obtenido se puede multiplicar por cinco o seis respecto a la campaña precedente, según subraya en un comunicado.

 

Moreno asegura que se espera una cosecha media-alta, la habitual en una campaña normal; es decir,  que no se prevé lograr cifras récord. Sin embargo, un hecho positivo han sido las lluvias caídas en los últimos días de agosto, que han ayudado al olivar a superar el estrés hídrico propio de la época estival. De todas formas, estas previsiones son iniciales, por lo que hay que esperar a las próximas semanas para comprobar que no se produzcan heladas o que no se repitan las lluvias continuas de campañas pasadas, que impidieron la pronta recolección de la aceituna en muchas zonas de la Sierra de Segura.

 

“Un factor muy importante para nosotros es que en la zona cada vez hay más conciencia de que es necesario adelantar la recogida de la aceituna para poder obtener un aceite de oliva de la máxima calidad. Por ello, estamos satisfechos de que cada vez sean más los agricultores que recogen en octubre y noviembre y que muchas almazaras decidan adelantar su apertura para recepcionar la aceituna en esos meses”, asegura.

 

Moreno también recuerda que la comarca de la Sierra de Segura se caracteriza por ofrecer un aceite de calidad muy elevada, ya que el volumen de producción no se puede comparar con el de otras zonas debido a la presencia de gran cantidad de olivar de montaña. “Desde el Consejo Regulador prestamos atención a las cantidades producidas en la comarca, aunque nuestro objetivo principal es asegurarnos de que el aceite de oliva que se certifica como “Virgen Extra DO Sierra de Segura” presenta las máximas garantías de calidad con el fin de que el consumidor que compre un envase con el sello de esta Denominación de Origen tenga plena confianza en el producto que adquiere”,  manifiesta.

Los aceites de la DOP de Priego de Córdoba obtienen más premios

La edición de World’s Best Olive Oil 2012/2013, el ranking de los aceites de oliva virgen extra más premiados, confeccionado con los resultados obtenidos en las principales competiciones internacionales de aceite como el Premio Mario Solinas, Ovibeja, Expoliva, L’Orciolo D’oro, International Olive Oil Award Zurich, Armonía, Oil China, Terraolivo, Olive Japan… ha tenido una marcada presencia los aceites españoles, y en especial los aceites amparados por la Denominación de Origen Protegida (DOP) Priego de Córdoba, que han copado los primeros puestos de este ranking. A falta de que salgan publicadas las puntuaciones definitivas de cada uno de los aceites, ya se sabe que de los diez mejores aceites del mundo cinco pertenecen al sello de calidad prieguense, según informa en un comunicado la DOP de Priego de Córdoba.

 

El aceite de la marca amparada por la Denominación de Origen Protegida de Priego de Córdoba, “Venta del Barón”, perteneciente a la empresa Muela Olives S.L.,  ha sido reconocido como el Mejor Aceite del Mundo.  El segundo puesto ha correspondido también a otro de los aceites amparados por esta Denominación de Origen. En concreto, al aceite de la marca protegida “Rincón de la Subbética”, de la empresa Almazaras de la Subbética.

 

En el “top” 10 del ranking de los Mejores Aceites del Mundo se encuentran, además, el aceite “Cladivm” de la empresa inscrita en la DOP Priego de Córdoba, Arodén S.A.T., el aceite “Parqueoliva Serie Oro” de la empresa Almazaras de la Subbética y “Mueloliva Picuda”, también de Muela Olives S.L.

 

En lo que respecta al ranking de las mejores almazaras, se ha otorgado el primer puesto a Almazaras de la Subbética como Mejor Almazara del Mundo.También Muela Olives, S.L. aparece en el ranking de las mejores almazaras, en este caso, ocupando el segundo lugar.

Tras una campaña plagada de éxitos y premios nacionales e internaciones, la DOP Priego de Córdoba se consolida como una de las denominaciones de origen más reconocidas mundialmente.

La UPA inicia una campaña en Andalucía sobre el nuevo modelo de formación para el empleo en el medio agro-rural

La UPA-Andalucía pone en marcha una campaña informativa bajo el título “Difusión del nuevo modelo de formación para el empleo en el medio agro-rural” dirigida a agricultores y ganaderos de toda Andalucía, entre los meses de julio y octubre, en colaboración con la Consejería de Educación, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Fondo Social Europeo, que cofinancia el programa en un 80% con cargo al Programa Operativo Pluriregional de Adaptabilidad y Empleo 2007/2013.  

 

A lo largo de la campaña, la UPA-Andalucía informará a los agricultores y ganaderos, así como al resto de colectivos interesados de Andalucía, sobre el nuevo modelo de formación para el empleo planteado por las Consejerías de Educación y Empleo, como la oferta formativa, el acceso a la formación, el procedimiento de evaluación y acreditación de competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación, etcétera. La campaña va dirigida prioritariamente a trabajadores en activo y en situación de desempleo de los sectores agrícola y ganadero, aunque la carpa estará abierta a todos los ciudadanos y las sesiones informativas serán impartidas por un técnico cualificado.

 

La campaña llega la próxima semana hasta la provincia de Jaén. En Andújar, la carpa estará instalada en la Plaza de la Constitución, los días 22 y 23 de julio.El otro municipio donde se celebrará la campaña es Villacarrillo, en el Paseo Santo Cristo, los días 24 y 25 de julio.  

 

Después de la provincia de Jaén, la campaña se trasladará hasta los municipios gaditanos de Chipiona y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), entre los días 5 y 9 de agosto; Zufre e Higuera de la Sierra (Huelva), entre los días 9 y 13 de septiembre; El Coronil y El Real de la Jara (Sevilla), los días 16 al 20 de septiembre; Montalbán y Espejo (Córdoba), los días 23 al 27 de septiembre; Lachar y Fuentevaqueros (Granada), entre los días 30 de septiembre y 4 de octubre; y Cártama y Casabermeja (Málaga), entre los días 14 y 18 de octubre.

Sorpresa de la UPA porque el Ministerio no haya hecho una propuesta sobre el modelo de reparto de las ayudas de la PAC en España

El secretario general de la UPA en Andalucía, Agustín Rodríguez, se ha mostrado sorprendido al comprobar que el Ministerio de Agricultura no ha hecho ninguna propuesta sobre el modelo de reparto de las ayudas PAC en España, sino que, en forma de cuestionario, ha preguntado al respecto. Agustín Rodríguez reconoce “la habilidad” del ministro para darle la vuelta a la situación, preguntando en vez de proponiendo el modelo cuando desde todos los sectores esperábamos una propuesta formal del Gobierno.

 

UPA-Andalucía ya trabaja sobre el documento y el próximo día 19 de julio se adoptará la posición formal de la organización en el Comité, máximo órgano entre Congresos, aunque Agustín Rodríguez espera “que no sea una estrategia para ocultar un modelo de ayudas de la PAC que ya pueda tener decidido”.

UGT y CC OO defienden que las ayudas de la PAC estén ligadas al empleo

El secretario general de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de la UGT en Jaén, Antonio Marcos, y el responsable del Sindicato Agroalimentario de CC OO, Mariano Chinchilla, han coincidido hoy en defender que las ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC) estén ligadas a la generación de empleo.

Tanto Marcos como Chinchilla han mostrado su desacuerdo con la aprobación de esta reforma de la PAC por entender que no tiene en cuenta al empleo ni a los trabajadores del campo. “Los trabajadores del campo son los grandes olvidados de la PAC”, ha dicho Antonio Marcos.

Por su parte, el responsable del Sindicato Agroalimentario de CC OO en Jaén ha reiterado su petición de ligar las ayudas al empleo para que repercutan en los trabajadores del campo.

La Junta resalta el carácter saludable de la dieta mediterránea

La directora general de Calidad, Industrias Agroalimentarias y Producción Ecológica de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, Ana Mª Romero, ha resaltado hoy en Málaga “los numerosos beneficios que aporta la alimentación mediterránea tanto a los consumidores, dadas sus conocidas propiedades saludables, como a los empresarios del sector agroalimentario, ya que contribuye a la puesta en valor en los mercados de los alimentos que forman la base de esta dieta”.

 

Romero ha realizado estas declaraciones durante la inauguración de la IV Conferencia Internacional Encuentros en el Mediterráneo que se celebra hoy en la sede del Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea (Ieamed) y en esta ocasión se presenta bajo el título “Alimentación Mediterránea: Estrategias para su Salvaguarda”. 

 

“Desde la Junta de Andalucía hemos trabajado intensamente para que toda la sociedad conozca las especificidades de la alimentación mediterránea”, ha comentado la directora general para añadir que este esfuerzo ha contribuido activamente a lograr su declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco en 2010. “Este logro es sólo el primer paso para un objetivo mayor: preservar el modelo de vida mediterráneo”, ha comentado Romero, quien ha destacado además que 2014 es el año internacional de la Dieta Mediterránea.

 

Ante esta situación, las jornadas se presentan como un foro de debate para la presentación de los nuevos retos de la alimentación mediterránea y las responsabilidades que supone el reconocimiento internacional. “Este encuentro permitirá a expertos procedentes de diferentes puntos del Mediterráneo y de ámbitos diversos (ciencia, gastronomía y empresas de alimentación) reflexionar sobre las estrategias necesarias para cumplir con los requisitos de la Unesco para el mantenimiento de este patrimonio”, ha resaltado Ana Mª Romero durante su discurso.

 

Al margen de las características beneficiosas para la salud de los consumidores, la directora general se ha referido también a las ventajas que supone para los empresarios agroalimentarios el reconocimiento por parte de la Unesco a la alimentación mediterránea. En este sentido, Romero ha puesto de relieve que “formar parte de la base de esta dieta alimenticia ofrece a los productos andaluces una característica diferencial en los mercados que se suma a su excelente calidad, dos aspectos que se promocionarán la próxima edición de la feria internacional Andalucía Sabor que tendrá lugar el próximo mes de septiembre en Sevilla”.

 

Respecto a esta muestra agroalimentaria internacional dirigida a profesionales del sector, Ana Mª Romero ha resaltado su “consolidación como una ocasión única para la promoción de los productos de Andalucía” que, tras el éxito de las tres ediciones anteriores, “ha demostrado ser una vía útil para la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio tanto dentro como fuera de nuestras fronteras”.

 

Andalucía Sabor 2013 se celebrará del 16 al 18 de septiembre en Fibes, Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla, que acogerá también de forma paralela una nueva edición de un Congreso Gastronómico “que reunirá a cocineros andaluces y nacionales de renombre y donde el concepto de alimentación mediterránea estará también muy presente”.

 

Entre las novedades de esta cuarta edición de la feria se encuentra el refuerzo de los encuentros comerciales nacionales e internacionales entre productores, empresarios y representantes de la distribución; el fortalecimiento de la presencia del canal Horeca (Hostelería, Restauración y Catering); y la creación de un nuevo espacio denominado ‘Salones de Productos’ donde las empresas participantes podrán organizar actividades que contribuyan a la puesta en valor de sus productos.

 

Tras la ponencia magistral “Dieta Mediterránea: una apuesta por la salvaguarda de su legado gastronómico y nutricional” impartida por el presidente de la Fundación Española de Nutrición (FEN), Gregorio Varela, el Encuentro ha acogido una mesa redonda coordinada por Valentina Ruiz, doctora del Instituto de la Grasa, centrada en el análisis de las últimas evidencias científicas que atribuyen cualidades saludables a la Alimentación Mediterránea y que ha contado con la participación de representantes del ámbito universitario griego.

 

La doctora italiana Claudia Sorlini, coordinadora del Comité Científico de la Expo 2015, ha sido la encargada de continuar con el programa de la jornada con una conferencia sobre la sostenibilidad de la producción agroalimentaria de la cuenca mediterránea.

 

Las jornadas continúan esta tarde con la mesa redonda titulada ‘La Gastronomía del Mediterráneo como Elemento Diferencial’ que cuenta, entre otras, con la presencia del cocinero Juan Andrés Morilla, nombrado Mejor Cocinero de España en 2009 y finalista del Bocuse d´Or en 2011. Para finalizar, representantes del ámbito de la investigación y la empresa agroalimentaria debaten sobre el papel de la industria en el futuro de la Alimentación Mediterránea.

 

El Ieamed, cuya actividades se planifican desde la Dirección General de Calidad, Industrias Agroalimentarias y Producción Ecológica, se crea en 1999 como una herramienta de promoción de la Alimentación Mediterránea y los productos andaluces de calidad, presentándose hoy como centro de encuentro y colaboración público-privada entre el propio sector y diversos ámbitos: salud, gastronomía, innovación, investigación, información y formación agroalimentaria.

 

En cuanto a la organización de los Encuentros en el Mediterráneo, estas jornadas comienzan en 2005 bajo el título ‘Alimentación Mediterránea: Razones para su defensa’, seguida por los encuentros ‘Alimentación Mediterránea: Patrimonio de la Humanidad’ (2007) y ‘El Mediterráneo: Alimento de Civilizaciones’ (2009).

Análisis de los servicios técnicos de la COAG sobre las ayudas de la PAC

Un agricultor español recibe de media entre un 73% y un 64% menos de ayudas de la PAC que un francés, alemán o británico. El análisis realizado por los servicios técnicos de la COAG sobre los datos de la Comisión Europea y MAGRAMA refleja que la media anual por beneficiario en España se sitúa en 5.600 euros, mientras que en Francia se eleva por encima de los 20.000 euros, en Alemania supera los 15.600 y en el Reino Unido se sitúa en torno a los 18.300 euros. Además, y según datos de la propia Comisión Europea, en el ejercicio financiero 2011 en España hubo 909.000 perceptores de ayudas PAC, frente a los 372.000 beneficiarios PAC que hubo en Francia, 334.000  en Alemania o los 179.000 de Reino Unido, según expone la organización agraria en un comunicado.

Esta diferencia estriba en el perfil del perceptor de ayudas. Aunque en nuestro país hay más de 900.000 perceptores, los datos de la Seguridad Social,  Encuesta de Población Activa y Fondo de Garantía Agraria (FEGA) nos dicen que no hay más de 350.000 agricultores profesionales. “Este hecho perjudica a los agricultores y ganaderos profesionales de nuestro país porque las ayudas se diluyen derivándose de forma indiscriminada a quienes no tienen la agricultura como actividad preferente. Nuestros profesionales se encuentran en inferioridad de condiciones frente a los de otros países comunitarios. Llevamos años reivindicando una priorización de las ayudas PAC a los agricultores profesionales, aquellos que trabajan de forma directa y personal en la explotación, generan empleo en el medio rural y productos alimentos de forma sostenible”, ha subrayado Miguel Blanco, secretario general de la COAG.

COAG  pide al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que, en el decisivo proceso de negociación que se inicia hoy en Luxemburgo,  defienda una reforma PAC que apoye un modelo social, profesional y productivo de agricultura. Para ello, estima esencial:

  1. Que ser agricultor activo sea el requisito necesario para tener acceso al nuevo sistema de ayudas directas, de forma que aquéllos que no alcancen esta consideración no puedan hacer la solicitud de ayuda. En cuanto a la definición concreta, COAG aboga porque sea aquel que responda a la definición actual de profesional (al menos el 25% de los ingresos totales deben provenir de la actividad agraria ejercida en la propia explotación).
    1. COAG entiende prioritaria la aplicación de una regionalización basada en criterios agronómicos, económicos, sociales y productivos en la aplicación del Régimen de Pago Básico (tasa plana) en España.
    2. En referencia al denominado “greening” (pago adicional con fines medioambientales que podría suponer el 30% del total de ayudas), COAG pide que los condicionantes verdes no obliguen al abandono de tierras productivas ni supongan descensos de rentas en los productores.
    3. Mantenimiento a medio y largo plazo del sistema de cuotas de producción en remolacha azucarera y leche y los derechos de plantación de viñedo.
  2. Es prioritario que España tenga la posibilidad de utilizar el mayor porcentaje posible de pagos voluntarios acoplados (15% del sobre nacional).
  3. Articulación de medidas para aquellos ganaderos con escasa base territorial asociada que pueden verse seriamente perjudicados en la aplicación del Régimen de Pago Básico. El nuevo sistema de ayudas no está pensado para ellos, al referenciar  número de hectáreas y no cabezas de ganado.
  4. En desarrollo rural, será imprescindible fomentar la incorporación de jóvenes y mujeres al campo ante el envejecimiento y masculinización del sector. Se deben potenciar las medidas agrarias de desarrollo rural, garantizando la aportación de Estado y CC.AA para que no se pierdan recursos comunitarios.

Planas califica el pacto por el mundo rural andaluz como un paso fundamental para mantener un espacio vivo y dinámico

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Luis Planas, ha inaugurado hoy la Asamblea General de la Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía (ARA), acto que ha servido también de escenario para la firma del Aauerdo por el sector agrario y el mundo rural andaluz por parte de esta entidad. Al respecto, Planas ha aplaudido su adhesión y ha recordado que este documento enmarcado en el Pacto por Andalucía “se ha formulado con el objetivo expreso de contribuir activamente a la mejora de la calidad de vida en las áreas rurales de nuestra Comunidad”. Este acuerdo cuenta también con el respaldo de las organizaciones profesionales agrarias de la región.

 

El consejero ha recalcado que este pacto representa “un avance fundamental hacia el mantenimiento de un espacio rural vivo y dinámico, poblado y conectado con el resto de la sociedad, basado en modelos de crecimiento sostenibles e innovadores, que garanticen el respeto al medio ambiente y al territorio”.

 

Asimismo, ha valorado el documento como un paso “en la dirección correcta” y “en sintonía con las directrices europeas, que demandan unidad en la acción, coordinación y cooperación”. Planas ha defendido que la estrategia que se desarrolle “será más acertada cuento más compartida sea. Y por supuesto, tendrá la fuerza necesaria sólo si es impulsada por las partes implicadas y será eficaz si es puesta en práctica por sus protagonistas”.

 

La competencia de los mercados, la volatilidad de los precios y los desequilibrios en la cadena agroalimentaria, así como el cambio global, el riesgo de deterioro de los recursos naturales y, por supuesto, la aplicación de la nueva reforma de la Política Agrícola Común (PAC), son algunos de los desafíos de futuro destacados por el consejero durante su intervención. Luis Planas ha hecho hincapié en que “todo ello requiere una estrategia integral y participativa que nos permita apostar por nuestros jóvenes, poner en valor las singularidades de los territorios, diversificar las actividades e incrementar los intercambios económicos y sociales” aprovechando los avances del conocimiento y la innovación.

 

Andalucía, como ha recordado el consejero, cuenta con un patrimonio productivo, humano, natural y cultural “enorme” y su mundo rural ha experimentado “una positiva y profunda transformación” en los últimos 25 años. A esta evolución han contribuido las actuaciones impulsadas a través de la política de desarrollo rural de la Junta de Andalucía, en la que han participado de forma activa los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) que conforman ARA. Entre otras acciones, se han fomentado prácticas agroambientales respetuosas con el medio ambiente, modernizado las explotaciones, mejorado los regadíos y caminos rurales, y de ha desarrollado el Programa LiderA.

 

“El papel que estos grupos desempeñan en la fijación de la población, el fomento de la organización y participación de la sociedad”, así como “en la reflexión y toma de decisiones sobre su propio territorio” merece “todo nuestro apoyo y entendemos que debe verse fortalecido en los próximos años”, ha recalcado Luis Planas durante su discurso.

 

A través del LiderA, que cuenta con la cofinanciación de la Junta de Andalucía y los Fondos Europeos, se han invertido en Andalucía desde 2009 un total de 465 millones de euros en 5.205 proyectos de carácter económico y social. En cuanto a la inversión pública, ésta ha superado los 191 millones de euros. Como ha explicado el consejero, este montante ha promovido la inversión privada de alrededor de 275 millones de euros, un dato que pone de manifiesto “el efecto multiplicador de estas ayudas” al generarse dos euros y medio de inversión privada por cada euro de gasto público para desarrollo rural.

 

Atendiendo a la creación de empleo, la actuación de los GDR ha hecho posible la creación de 16.971 puestos de trabajos en este mismo período. De ellos, más de 7.000 han correspondido a mujeres.

 

Luis Planas ha hecho referencia a que la Unión Europea “plantea enfoques territoriales renovados” para el nuevo período de programación, del 2014 al 2020, y “propone un segundo pilar de la PAC entendido como parte de una política más amplia e integradora” en la que confluyan acciones de diversa naturaleza y que cuente con una financiación procedente de diversos fondos.

 

Así, en el futuro se reforzarían las iniciativas de participación de los Grupos, entendiendo la metodología ascendente y participativa que caracteriza al programa Leader a todo el conjunto de los territorios europeos, tanto rurales como urbanos, pesqueros o litorales. El enfoque Leader será obligatorio en el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), pero además ahora será común a todos los fondos.

 

Ante este nuevo contexto, el consejero ha recordado que los Grupos de Desarrollo Rural “tendrán la oportunidad de acudir a fondos y programas nuevos, tendrán que ser ambiciosos y operar en el marco de estrategias integrales para proporcionar productos y servicios innovadores según las prioridades de cada territorio”.