El presidente de la Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), Manuel Alfonso Torres, calcula que las existencias actuales de aceite de oliva ascienden a unas 600.000 toneladas. En declaraciones a Efe, Manuel Alfonso Torres entiende que dicha cantidad de existencias hará que el “estock de aceite de oliva sea muy corto una vez que finalice esta campaña oleícola”, la 2014-2015 prevista para el próximo día 30 de septiembre.

 

Con esta cantidad de aceite de oliva, el responsable de Infaoliva considera que el mercado se tendrá que regular a través de la vía de los precios, que actualmente oscilan entre los 2,70 euros el kilo en origen para los lampantes y los 3,30 para los vírgenes extra, según ha precisado.

 

Torres ha apelado al mantenimiento de dichos precios porque, en su opinión, “son buenos para los productores y para los consumidores”, por lo que espera que no haya tensiones de precios en el futuro que podrían producir el trasvase de los consumidores de aceite de oliva a otras grasas.

 

El presidente de Infaoliva considera que las previsiones de la próxima campaña oleícola se presenta con “buenas perspectivas”, aunque subraya que todavía es muy pronto para hacer una estimación sobre la próxima cosecha, que estará en función de la floración, del cuaje y de las condiciones climatológicas que se produzcan en las próximas semanas.

Entradas recomendadas