La empresa de Baeza (Jaén) “Olivar de la Monja” avanza y se consolida como productora de aceite de oliva virgen extra de alta gama, que ha incorporado el envasado. Así lo ha subrayado la delegada territorial de Conocimiento y Empleo, María Paz del Moral, que ha visitado hoy su nueva planta de envasado ubicada en el Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE). Una instalación en la que están elaborando un producto gourmet con dos marcas: Claramunt y Cortijo La Monja.

 

La delegada ha destacado a su vez que esta empresa familiar, promovida por Joaquín Claramunt, “sigue avanzando e innovando” en torno a un sector clave en la provincia, el mejor aceite de oliva virgen extra, analizando y elaborando otros productos elaborados con AOVE. Una empresa que ya tiene numerosas distinciones y premios, que sigue abriendo mercado en el ámbito nacional, y que también está dando pasos hacia la internacionalización. Con presencia a su vez en lugares selectos, como restaurantes afamados, en los que incluyen diseños personalizados, en tiendas gourmet conocidas (como la pastelería Mallorca, en Madrid), o en otros foros como el museo Thyssen, con la marca “DelicaThyssen”.

 

“Olivar de la Monja” cuenta con su propia finca ubicada en La Loma, en las faldas de Sierra Mágina, con unas 160 hectáreas de olivar tradicional intercalado con plantaciones intensivas, con un sistema de cultivo certificado de producción ontegrada y con cuatro variedades: picual, arbequina, frantoio (de origen italiano) y koroneiki (de origen griego).

 

Una empresa que parte de la base de mimar cada árbol, protegerlo y tenerlo en las mejores condiciones para, seguidamente, transformar su fruto en un excelente zumo de aceituna, cargado de sensaciones y aromas. Un gran equipo que afirma que está viviendo un sueño, muy exigente e implicado en la elaboración y comercialización de un aceite exclusivo. Del Moral Milla ha recalcado para finalizar “la magnífica proyección de futuro de esta empresa, que tiene siempre el reto de satisfacer al cliente, que trabaja de forma constante y continuada en una clara meta: la calidad, y potenciando a su vez los muchos valores y riquezas de su tierra baezana”.

 

 

 

Entradas recomendadas