Las ventas de aceites de oliva envasado de las empresas de Anierac alcanzaron los 24,51 millones de litros en mayo

Las ventas de aceites de oliva envasado de las empresas de Anierac alcanzaron los 24,51 millones de litros en en el pasado mes de mayo, en el que hubo una cifra de salidas de 53,43 millones de litros de aceites en total, de los que 24,51 millones corresponden al conjunto de las categorías de aceites de oliva, 1,36 millones de litros a los aceites de orujo de oliva y 27,55 al resto de los aceites vegetales refinados.

Las categorías virgen extra y virgen suman 12,15 millones de litros, 10,62 millones de litros el virgen extra, y 1,53 millones el virgen. La suma de las ventas del suave y del intenso se sitúa en 12,36 millones litros .Del suave salieron 9,28 millones de litros y del intenso algo más de 3millones.

En la categoría virgen extra, en los primeros ochos meses de la campaña 21/22, las empresas de Anierac han puesto en el mercado 85,39 millones de litros, 4 millones de litros menos de los que salieron en el mismo periodo de la campaña anterior, lo que supone un descenso 4,53%. Del suave y del intenso han salido 74,89 y 29 millones de litros, respectivamente; es decir, 8 y 6,89 millones de litros menos de los que salieron en el mismo periodo de la campaña anterior. Por su parte, del aceite virgen se han puesto en el mercado 18,12 millones de litros, cifra superior en un 6,48% en comparación con la campaña anterior.

En estos ochos primeros meses de la campaña 2021/2022 los envasadores de Anierac han puesto en el mercado 207,40 millones de litros de aceites de oliva, 17,89millones de litros menos que en la campaña anterior, lo que supone un descenso d eun7,94%.

Las ventas de mayo del aceite de orujo de oliva se sitúan en 1,36 millones de litros. Las ventas acumuladas de esta categoría en los primeros ochomesesdelacampaña2021/2022 han sido de 12,26 millones de litros, cifra un 37,58% superior al mismo periodo de la campaña anterior.

Reyes felicita al cocinero Pedro Sánchez por la inclusión de Bagá en la lista OAD de Mejores Restaurantes Europeos

El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, felicita al cocinero jiennense Pedro Sánchez por la incorporación del restaurante Bagá a la lista de los Mejores Restaurantes Europeos que publica la prestigiosa web gastronómica OAD: Opinionated About Dining. Se trata de una clasificación elaborada a partir de las reseñas y opiniones realizas por los más de 6.000 comensales registrados en esta web dirigida por el neoyorkino Steve Plotnicki.

“Un reconocimiento que se suma a la excepcional trayectoria de un cocinero único”, destaca Reyes, que valora “el extraordinario trabajo y esfuerzo de Pedro Sánchez por poner en marcha un proyecto gastronómico único sin renunciar a la tradición y al uso de los productos de la tierra”.

Bagá fue en 2018 el primer establecimiento de la provincia de Jaén en lograr una estrella Michelin. “Estos rankings ofrecen una ventana impagable no solo para mostrar el propio restaurante, sino para promocionar nuestra provincia: su gastronomía, productos como el aceite de oliva virgen extra, y sus atractivos turísticos, cuyo disfrute es inseparable de la visita al restaurante”, subraya el presidente de la Diputación

Para Francisco Reyes, la inclusión de Bagá en este listado OAD de Mejores Restaurantes de Europa “refuerza aún más la presencia de la provincia en el mapa gastronómico nacional”. En ese sentido, “la gastronomía se ha convertido en un motivo de peso para visitar el ‘paraíso interior’ y desde la Diputación estamos trabajando para potenciar este ámbito como una línea estratégica en la promoción turística de la provincia”. OAD surgió como un blog en el que Steve Plotnicki documentaba sus experiencias gastronómicas. En 2007 el autor comenzó a ofrecer los resultados de una serie de encuestas elaboradas por él. Hoy son más de 6.000 comensales registrados. Anualmente ofrece distintos rankings dedicados a diferentes tipos de restaurantes y zonas geográficas. El listado en el que ha aparecido Bagá en quinta posición, está centrado en los restaurantes de alta cocina del continente europeo.

UPA asegura que consigue que el Ministerio de Agricultura mejore la aplicación de la ayuda asociada al olivar

El responsable de la Sectorial de Olivar y Aceite de la UPA y secretario general de la UPA en Andalucía, Cristóbal Cano, destaca en un comunicado, después de la reunión mantenida en Madrid, que el Ministerio ha sido “sensible con las aportaciones de nuestra organización para relajar el criterio de densidad de árboles por hectárea y hacer un reparto del presupuesto con un carácter más social, aunque seguimos pensando que los 27,59 millones de euros destinados a esta ayuda asociada no son suficientes para atender las necesidades del olivar con dificultades específicas y alto valor medioambiental”.

“Una vez más se muestra que UPA es la verdadera representante de los olivareros tradicionales. La reunión celebrada hoy en el Ministerio de Agricultura para analizar las ayudas asociadas que, por primera vez, nuestra Organización ha conseguido que se implementen, concluye con la satisfacción de comprobar que el departamento que dirige Luis Planas ha sido sensible con nuestros planteamientos. UPA ha logrado que se mejoren sustancialmente las condiciones de reparto de estas ayudas a uno de los sectores vulnerables de nuestro país, el olivar con dificultades específicas y alto valor medioambiental”, añade.

El responsable de la Sectorial de Olivar y Aceite de la UPA y secretario general de la UPA en Andalucía, Cristóbal Cano, explica que “después de las observaciones que hemos realizado, el Ministerio de Agricultura hará un reparto del presupuesto destinado a esta ayuda con un carácter más social”. Las principales mejoras introducidas son que “se relaja el criterio de densidad de árboles por hectárea hasta 100, y se introduce una diferenciación para las primeras 10 hectáreas de la explotación”, concreta Cristóbal Cano.

“Con este nuevo diseño, las primeras 10 hectáreas cobrarán 42 euros por cada una, mientras que para el resto la cantidad se reduce a la mitad (21 euros por hectárea). Este nuevo reparto permite que se pueda incrementar la densidad de árboles por hectárea, pasando de los 80 que estaban establecidos en un primer momento a 100, lo que significa a la postre que serán más de 850.000 hectáreas en toda España las que percibirán un pequeño, pero muy necesario apoyo”, afirma Cristóbal Cano.

A pesar de estas mejoras, el responsable de la Sectorial de Olivar y Aceite de la UPA sigue poniendo un pequeño pero a las ayudas asociadas aprobadas por el Ministerio para el olivar más vulnerable de nuestro país. “Seguimos pensando que el presupuesto total, que asciende a 27,59 millones de euros, no es suficiente para atender las necesidades del olivar con dificultades específicas y alto valor medioambiental. Aunque, por supuesto, destacamos el trabajo llevado a cabo por miles de olivareros en toda España, lo que ha permitido la entrada del sector en este tipo de ayudas, nuestro objetivo en el futuro será que el Ministerio de Agricultura incremente este presupuesto para que se pueda beneficiar a más superficie”, explica el también secretario general de UPA Andalucía.

El cooperativismo agroalimentario de Andalucía vuelve a batir récord de facturación al superar los 9.800 millones de euros

El cooperativismo agroalimentario andaluz revalidó su peso económico y social en 2021. Así ha quedado de manifiesto en la Asamblea General de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, celebrada hoy en Sevilla. En un ejercicio marcado por la reforma de la PAC y el diseño del Plan Estratégico, por los efectos comerciales provocados por la crisis sanitaria, por los cambios normativos, por los problemas de sequía y de dotación de agua, las cooperativas agroalimentarias volvieron a mostrar su carácter resiliente. Muestra de ello es que las 649 cooperativas federadas generaron un volumen de negocio de 9.826 millones de euros, un 4,06% más que el ejercicio precedente. Con esta cifra, la economía social agraria volvió a batir su propio récord de facturación.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Juan Rafael Leal Rubio, ha desgranado estos datos durante la inauguración de este encuentro, en el que ha estado acompañado por la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo en funciones, Rocío Blanco Eguren.

El máximo representante de la organización ha hecho balance de los tres años de relación establecida entre la federación y la Consejería, en los que ha demostrado que los números de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía son “sólo el reflejo del esfuerzo diario de las 649 cooperativas andaluzas, de la profesionalidad de sus más de 37.600 personas empleadas y del compromiso de las más de 290.000 familias de cooperativistas dedicadas a la producción agraria”. Un modelo que representa el 5,8% del Producto Interior Bruto de Andalucía.

Por ello, frente al nuevo ciclo político en Andalucía, Juan Rafael Leal ha pedido a la titular de Empleo que no demore más la reforma de la Ley de Sociedades Cooperativas Andaluzas. “Es preciso iniciar ya las negociaciones para adaptar la normativa al mercado actual”, con el objetivo de que el modelo “pueda actuar con rapidez y eficacia frente a los cambios comerciales, las tendencias de consumo y las disrupciones”, ha insistido el presidente. Asimismo, ha subrayado la necesidad de modernizar el Registro de Cooperativas.

La consejera de Empleo en funciones, Rocío Blanco, ha tendido la mano al cooperativismo agroalimentario durante su intervención. En ella ha reconocido que la economía social sólo puede prosperar si existen normas y recursos que acompañen el esfuerzo de quienes la integran. En este sentido, ha señalado que el Gobierno andaluz ha incrementado a lo largo de la última legislatura “el presupuesto destinado al cooperativismo y, en lo que llevamos de 2022, ya se han movilizado cerca de 17,8 millones de euros”. Partidas que han ido dirigidas a respaldar el asociacionismo, la difusión, el emprendimiento y la innovación de la economía social, pero también su transformación digital y la transición hacia la economía verde.

Asimismo, en pro del desarrollo de la economía social, la consejera de Empleo en funciones ha avanzado que el gobierno andaluz cuenta con una hoja de ruta clara hasta el año 2025, el Plan de Impulso y Modernización de la Economía Social Andaluza (PIMESA), “que nos marca las pautas a seguir para relanzar este sector, apuntalando sus fortalezas y, al mismo tiempo, ayudándole a combatir los obstáculos a los que se enfrenta a diario”.

Tras la inauguración, el director general de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Jaime Martínez-Conradi, ha presentado el balance de gestión de la organización en un ejercicio protagonizado por la PAC, el Plan Estratégico y las movilizaciones impulsadas por el sector agrario andaluz bajo la unidad de acción “como respuesta a una hoja de ruta que se va a traducir en la pérdida de 500 millones de euros para el campo andaluz”. Así, ha señalado que la organización ha sido “coherente y constante” en sus reivindicaciones en todo momento.

La federación reforzó su labor de interlocución con el objetivo de trasladar a las administraciones regional y nacional las necesidades y las demandas del sector productor. “Tal fue la actividad de defensa de la organización que la Consejería de Agricultura le concedió la máxima distinción de los Premios Agricultura y Pesca en 2021”, ha recordado el director.

De la misma forma ha puesto en valor el trabajo sectorial y técnico de la federación, “que ha permitido seguir avanzando en materias de vital importancia para el modelo cooperativo como son la dimensión, la internacionalización, la promoción, el relevo generacional o la igualdad de oportunidades”. Además, ha destacado la labor del servicio de Ayudas PAC, que un ejercicio más ha revalidado su liderazgo autonómico y nacional con la gestión de más de 80.800 expedientes, más del 35% de las solicitudes andaluzas tramitadas y el 12% del total nacional.

El encuentro anual ha concluido con la intervención de la viceconsejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en funciones, Ana María Corredera Quintana. Antes de su intervención, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía le ha solicitado, de cara a la nueva legislatura, que sigan respaldando la dimensión cooperativa a través de integraciones y fusiones, la incorporación de jóvenes, la digitalización o la comercialización en el exterior de un sector excedentario, como el agroalimentario.

Asimismo, Juan Rafael Leal ha pedido a la representante de Agricultura que aprovechen las credenciales que les ha otorgado la mayoría absoluta para reclamar ante Moncloa “un Plan Hidrológico nacional en el que el agua no sólo se quede en aquellos territorios que la tienen, sino que llegue a Andalucía a través de inversiones que garanticen un reparto equitativo”. Porque, como ha recordado, “con agua habrá empleo, llegarán las inversiones y se seguirá fomentando un modelo diversificado”.

En esta línea, la viceconsejera de Agricultura ha persistido en la necesidad de aprovechar una herramienta como los fondos NextGeneration para darle salida a obras como la presa de Rules y de Siles. Igualmente ha recalcado los más de 414 millones de euros puestos a disposición del sector para inversiones, con el objetivo de impulsar la competitividad agroalimentaria.

Acciones con las que el cooperativismo podrá mantener los resultados que avalan su fortaleza y recuperación, como ha señalado la viceconsejera. Ana María Corredera ha destacado el crecimiento de las cooperativas agroalimentarias de la región, una evolución que ha sido posible a “la apuesta por la calidad, la competitividad, la innovación y la sostenibilidad, en un contexto no exento de dificultades”. La viceconsejera ha puesto en valor la riqueza y el empleo que genera la economía social agraria, un modelo que sigue creciendo en el exterior porque es “sinónimo de garantía, certeza y calidad”.

En un encuentro que ha contado también con la participación del presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, su homólogo andaluz ha insistido a las representantes del Gobierno andaluz que “cada euro que la Administración invierte en el cooperativismo agroalimentario multiplica su beneficio, a pesar de que otros modelos empresariales insistan en echar por la borda el trabajo de las cooperativas y sus cooperativistas”. Por ello, ha invitado a las representantes del Gobierno andaluza a seguir apostando por un modelo como el de la economía social agroalimentaria, que produce alimentos de excelsa calidad, genera empleo estable, promueve el desarrollo económico del territorio y vela por el cuidado de su entorno, el social y el medioambiental.

El secretario general de Agricultura y Alimentación expone a las comunidades autónomas y al sector agrario los últimos ajustes en el Plan Estratégico de la PAC

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, se ha reunido hoy, con representantes de las comunidades autónomas, así como con Cooperativas Agro-alimentarias y las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA para informarles de los últimos ajustes introducidos por el Gobierno, tras las bilaterales con la Comisión Europea, en el Plan Estratégico para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) 2023-2027, y que dan respuesta a las observaciones remitidas por la Comisión el pasado 30 de marzo.

Según ha precisado, la intención del Ministerio es que el PEPAC español esté finalizado y enviado a la Comisión Europea a partir de la segunda quincena de julio, para que pueda ser revisado y aprobado de manera definitiva en septiembre, en los plazos previstos por el Gobierno español.

Entre las modificaciones introducidas, el secretario general ha indicado que, dado que la Comisión Europea no ha considerado la inclusión de girasol y colza en el plan proteico, la propuesta española es destinar los 45 millones previstos para estos cultivos a incrementar la ayuda básica a la renta de las regiones donde se producen.

Asimismo, Miranda ha apuntado que las ayudas asociadas al olivar con dificultades específicas van a contar con un presupuesto de 27.594.584 de euros, para una superficie potencial de 856.412 hectáreas.

De igual forma, el secretario general ha detallado la propuesta española para verificar si las comunidades de bienes y otras entidades en régimen de atribución de rentas pueden ser consideradas como agricultor activo. Para ello, si un comunero está dado de alta en la seguridad social agraria o cumple el criterio de que el 25 % de sus ingresos individuales procedan de la agricultura, la Comunidad de Bienes será un agricultor activo.

Por otra parte, Fernando Miranda ha explicado las medidas extraordinarias aprobadas el pasado sábado en Consejo de Ministros para hacer frente a los efectos de la guerra de Ucrania en el sector agrario.

Entre las medidas específicas para el sector está la subvención para la contratación del seguro agrario, que se incrementa en 60 millones de euros, con lo que el presupuesto final para 2022 asciende a 317,7 millones de euros, el 23,2 % más frente a lo presupuestado inicialmente para el año en curso.

También se amplían las ayudas convocadas este año para financiar al sector agroalimentario y pesquero, que cuenta con otros 12 millones de euros, de forma que el importe total sube a 24,7 millones de euros. El presupuesto de la línea ICO-MAPA-SAECA se amplía en 10 millones de euros, hasta 20 millones de euros, mientras que se eleva en 2 millones de euros el presupuesto de la línea de subvención de avales de Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA).

También ha detallado el estado de tramitación de los diferentes reales decretos necesarios para la implementación de la PAC (sistemas de gestión, reglamentos horizontales…), así como de la normativa relacionada con las diferentes áreas del ministerio (aplicación del Sistema de Información de Explotaciones SIEX, real decreto de bienestar animal o intervenciones en el sector apícola y en el de frutas y hortalizas, entre otros).

Una cosecha de aceite de oliva con expectativas a la baja

Veníamos de una cosecha de aceituna que para nada ha sido mala (media con tendencia al alza, cerca de 1,5 millones de toneladas de aceites de oliva en España) y vamos a por otra, la de la venidera campaña oleícola 2022/2023, con expectativas de producción que se han visto truncadas muy a la baja, aunque sea prematuro y aventurado todavía emitir juicios de valor con un mínimo sostén argumental de credibilidad y solvencia, porque estamos en los albores de un proceso que aún tiene un largo recorrido con la evolución del verano y las primeras semanas del otoño. Pero ya el decorado invita a pensar que puede ser baja sin paliativos.

Los 66 millones de olivos de Jaén pintan mal sus ramas del preciado fruto, en líneas generales, o no tan bien como sería deseable por los contratiempos y desarreglos producidos en la crucial etapa de la floración, polinización y cuajado del fruto, desarrollada entre finales de abril y este mes de junio. El estrés hídrico del olivar, los episodios de lluvias durante este ciclo vital y, sobre todo, las altas temperaturas, con olas de calor intensas y extraordinarias, han supuesto un calvario para el olivo, pese a que es un árbol muy agradecido y resistente prácticamente a todo; por lo que, salvo error de bulto en las apreciaciones de campo, van a dar al traste con lo que un principio pintaba bien y tenía un buen aroma, la misma que el olor que desprenden los buenos zumos naturales de aceituna de la cosecha temprana.  

San Juan y los días finales de este mes de junio constituyen el primer test medianamente fiable para hacer pronósticos con un mínimo de fundamento, un termómetro serio sobre el  que hacer una primera medición en las estimaciones, o mejor dicho una primera y rigurosa aproximación de cómo viene la cosecha, de cómo viste el olivo, cómo está el árbol y cómo puede quedar hasta tanto llega la hora de la verdad de la recolección en esa prodigiosa alianza que conforma la naturaleza y el olivarero. Y luego, ya a finales de septiembre, será la hora del avance de cosecha (aforo) de la Consejería de Agricultura que arrojará, con la experiencia y el oficio del equipo redactor, un poco más de luz sobre la cantidad de aceite de oliva que tiene el olivo y con qué rendimiento graso.  

Por eso, con la prudencia que aconsejan los tiempos y la necesaria cautela de un producto condicionado siempre por la meteorología, Oleum Xauen ha realizado un muestreo con los que suelen estar a pie de campo, con los que pisan la cubierta vegetal, al objeto de pulsar sus puntos de vista sobre cómo está el olivar actualmente y cómo se podría sustanciar en términos cuantitativos una vez que concluya la recogida del fruto, allá por el próximo mes de marzo. Ya les anticipo, en cualquier caso, que hay poco optimismo y que hay unanimidad en que la próxima campaña será inferior en términos de cantidad respecto a ésta que ya enfila su recta final. Y una cosa conviene dejar clara; las estimaciones y sensaciones, pronósticos son; y las cifras finales de producción, el balance definitivo de la AICA, es el que realmente cuenta.

José Antonio Jiménez, de Oleícola San Francisco (Esencial Olive) de Begíjar con sede social en Baeza, recuerda que había “una muestra estupenda en primavera”, pero los peores presagios por las olas de calor se han cumplido, por lo que la merma es manifiesta. Por eso califica de “complicada” la situación  y en este sentido barrunta “un otoño complicado” también por el incremento de los costes de producción. Por su parte, el consultor estratégico Juan Vilar no se anda por las ramas y va al grano: “Habrá 1,2 millones de toneladas o 1,3, como mucho”.

El director de la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO), José María Penco,  cree que la cosecha tendrá la calificación de “media-baja” y considera aventurado dar cifras hasta ver la evolución del fruto. Sí tiene claro que será muy inferior a la pasada cosecha y habrá que esperar la media del rendimiento. Mientras, el presidente de la cooperativa San Vicente de Mogón, José Gilabert, tampoco se anda con paños calientes: “la cosecha es muy mala, de las más bajas de los últimos años, al menos en lo que yo conozco. Nuestras estimaciones más optimistas no llegan al cuarenta por ciento de la pasada campaña, y eso sin que el verano se alargue mucho”.

“No hay motivos para ser optimistas”, proclama Cristóbal Cano, el secretario de la UPA en Andalucía, quien alude a la sequía y a las altas temperaturas como causas del descenso que se espera al no haberse completado con normalidad todo el proceso de floración y cuajado por la incidencia de los golpes de calor y el agua caída en las jornadas de floración, que ha hecho mella en el olivar. Y aunque reconoce que aún es pronto, sí tiene meridianamente claro que la cosecha será inferior en Jaén y en España.

Similar valoración aporta el secretario de la GOAG en Jaén, Juan Luis Ávila, que alerta que la cosecha puede ser “la más baja de los últimos diez años”. Advierte que es “un año difícil” y que la merma se observa en prácticamente en todas las tipologías del olivar y en muchas zonas. El gerente de Interóleo, Esteban Momblán, cree que hay que esperar la evolución del fruto, aunque no esconde que “la situación pinta mal, aunque sea pronto”, pero tiene claro que habrá menos producción y habrá que ver qué cifra alcanzan los rendimientos grasos.

Francisco García, de la almazara Fertínez de Ibros, admite que el cuajado no ha sido el mejor posible, por lo que augura que es difícil que el olivar aguante bien sin las ansiadas precipitaciones. “La cosecha puede ser una de las más bajas de los últimos años”, subraya, para agregar que todas las tipologías de olivar están sufriendo las duras consecuencias de la meteorología. Por ello, vaticina que viene una campaña “corta” en España y en muchos países de la cuenca mediterránea.

Santiago Bañón, de Profesionales de la Agricultura y Ganadería (PAG) y propietario de Aceites Bañón, dice que “no me huele bien” la próxima cosecha porque el calor ha tirado mucha flor, por lo que aventura, en  el mejor de los casos, 1,1 millones de toneladas de aceites de oliva en España. Entre tanto, Juan Antonio Tello, de Laboratorio Tello, entiende que es pronto para emitir un juicio de valor sobre la previsión de cosecha, aunque no descarta una horquilla de 1,2 y 1,3 millones de toneladas, cifras que están condicionadas a la aparición o no de las lluvias, así como a los regadíos.

Francisco Vañó, el director general de Castillo de Canena, está seguro que la cosecha será menor que la actual. Le adjudica la consideración de media o media-baja porque el calor de mayo frustró el cuaje de muchas flores, además de la prolongada sequía que se arrastra, factor que tampoco ayuda. “Si llegamos a 1,3 millones de toneladas seremos afortunados. Desgraciadamente, soy pesimista”, anticipa. Palabras con las que coincide Pedro Melgarejo, de Aceites Melgarejo, quien asegura que habrá menos de media cosecha, aunque objeta que es pronto para una evaluación con cierto rigor en la producción final. “Las perspectivas son poco halagüeñas, el olivo tiene pocos recursos y estamos ante una campaña de dudoso futuro”, afirma.

El director técnico de la cooperativa Nuestra Señora de los Remedios (Oro de Canava), Bernardo Moya,  se suma a la lista de los que indica que la cosecha no pinta nada bien. Por lo que él más conoce y ha visto, asegura una estimación de media-baja en la zona norte de Mágina y en la parte sur de La Loma, y muy dispares por zonas y en explotaciones. Aconseja observar la evolución en verano y ver si el olivo aguanta bien las temperaturas estivales. “Todo apunta a una mala cosecha”, sostiene.

Antonio Quel, el presidente de la cooperativa San Felipe Apóstol de Baeza (Balcón del Guadalquivir),  atisba una cosecha “bastante floja por cuanto los dos días de cuarenta grados en San Isidro se llevó bastante flor  y la siguiente ola de calor también ha sido negativa”, por lo que pronostica un treinta por ciento menos que en la pasada cosecha.

Por su parte, Joaquín Morillo, del Grupo Oleícola Jaén de Baeza, no tiene duda de la “merma considerable” que ha provocado la sequía, por lo que su efecto más palpable será el de“una cosecha a la baja”, y eso reconociendo que hay zonas mejores y otras peores. “Lo que está claro es que va a haber más demanda que oferta”, por lo que habrá que estar pendientes a la evolución de los precios en el mercado de origen.

Mientras, el reconocido experto oleícola Marino Uceda avisa que “las noticias no son muy halagüeñas” en las zonas de olivar que ha visitado. “Hay zonas tempranas que están medio bien, y hay zonas un poco más tardías que parece que están bastante mal”.  El secretario de la IGP Aceite de Jaén, Miguel Soto, precisa que la cosecha será media-baja y que se situará en la órbita del millón de toneladas.  Jesús Sutil, el gerente de la DOP Sierra Mágina, avanza que la situación actual “pinta mal” como consecuencia de las olas de calor y de la sequía, por lo que presiente que la cosecha menguará respecto a la anterior.   

El gerente de la cooperativa El Alcázar, de Baeza, Francisco Aldarias, tampoco tiene la menor duda de que las previsiones pintan bastos, y espera que llueva en septiembre para amortiguar y contrarrestar los efectos perniciosos de la falta de precipitaciones en el campo.

El gerente de Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén, Antonio Guzmán, se muestra seguro que la cosecha será inferior a la precedente y estará condicionada finalmente a que las lluvias hagan acto de presencia, pero reconoce que las perspectivas son “malas”, pronostico con el que coincide Salvador Pancorbo, el gerente de Oleocampo, quien vislumbra una “muy mala cosecha por Torredelcampo”.   

El Grupo de Investigación de Marketing de la UJA pedirá a la Interprofesional del Aceite de Oliva que financie un estudio sobre el consumo entre los “millennials”

El Grupo de Investigación de Marketing de la Universidad de Jaén (UJA) tiene previsto solicitar a la Interprofesional del Aceite de Oliva que financie un estudio sobre el consumo de la mejor y más saludable grasa vegetal entre los “millennials”, la generación de entre 24 y cuarenta años aproximadamente de los nacidos entre las décadas de los años ochenta y noventa. Un amplio segmento de la población que se caracteriza, principalmente, por ser muy digital, por estar hiperconectado y muy preparado en un mundo globalizado. 

El catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la UJA, Manuel Parras, ha confirmado a Oleum Xauen, que con dicha solicitud y su posterior estudio  se quiere analizar el comportamiento que tienen los “millennials” respecto a los aceites de oliva por cuanto ha descendido su consumo en esta importante franja de población, al igual que lo ha hecho el mercado interno, en general, en los últimos años.

El Grupo Marketing UJA (Markuja) es un grupo multidisciplinar conformado por economistas y juristas de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad de Jaén (UJA). Concretamente, del Departamento de Organización de Empresas, Marketing y Sociología, y del Departamento de Derecho Público y Derecho Privado Especial. Área de Derecho Mercantil. Su foco de atención principal es el sector oleícola, que es investigado desde distintas perspectivas, tanto desde la oferta como desde la demanda.

El V Encuentro de Olivicultores del Grupo Oleícola Jaén retomará su formato presencial el próximo 15 de septiembre

El 15 de septiembre se celebrará en la Institución Ferial de Jaén (IFEJA) el V Encuentro de Olivicultores del Grupo Oleícola Jaén – 40 aniversario “𝘈𝘨𝘶𝘢, 𝘪𝘯𝘯𝘰𝘷𝘢𝘤𝘪𝘰́𝘯 𝘺 𝘮𝘰𝘥𝘦𝘳𝘯𝘪𝘻𝘢𝘤𝘪𝘰́𝘯”. El ya conocido encuentro de Grupo Oleícola Jaén retoma así su formato presencial, que en su IV edición se celebró de forma virtual por motivos de la pandemia de la Covid-19. 

Como preámbulo a dicho encuentro, dentro del foro Innoagro de IFEJA, Grupo Oleícola Jaén ha celebrado un #Webinar online repasando algunos de los temas que se expondrán de una forma más amplia el 15 de septiembre. 

La mesa redonda estuvo presidida por Joaquín Morillo, director Operativo de Grupo Oleícola Jaén, moderada por Juan Vilar, CEO y fundador de Juan Vilar Consultores Estratégicos, y contó con ponentes con una amplia experiencia en el sector como Rosa Gallardo Cobos, directora de ETSIAM, Universidad de Córdoba; Andrés Espinosa, director comercial de Sensonomic, y Cristóbal Sánchez, delegado de Agromillora Group en Andalucía.

Un curso analiza las herramientas de Google para la gestión de las cooperativas Agro-alimentarias de Jaén

Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén ha impartido un curso sobre las herramientas de Google para la gestión de las sociedades cooperativas de la provincia. La actividad se ha llevado a cabo en la Universidad Popular Municipal. En ella han colaborado la Universidad Popular de la ciudad y la Diputación.

Los contenidos que se han impartido a los asistentes al curso han sido en concreto gestión de comunicaciones internas y externas, gestión de la documentación, generación de espacios de información, y gestión de solicitudes, firmas, convocatorias y asambleas, así como gestión del tiempo y la productividad.

El profesor de la Universidad de Jaén Francisco Roca Rodríguez, instructor certificado de Google, ha sido quien ha impartido un curso que el gerente de Cooperativas Agro-alimentarias, Antonio Guzmán, ha calificado de importante y necesario para que prosiga la adaptación de las sociedades a las nuevas tecnologías, instrumentos que, según ha resaltado, repercuten beneficiosamente en la gestión de este sector.

La DO Sierra de Segura reconoce la calidad de sus AOVEs con la entrega de los Premios Ardilla 2022

La Denominación de Origen Sierra de Segura ha entregado hoy los Premios Ardilla a los mejores Aceites de la campaña 2021/2022 en un evento que se ha celebrado en la iglesia de los Jesuitas de Segura de la Sierra.  El acto ha contado con la participación de la delegada de Agricultura en funciones de la Junta de Andalucía, Soledad Aranda; el diputado de Agricultura y Medio Ambiente de la Diputación Provincial de Jaén, Pedro Bruno; la alcaldesa de Segura de la Sierra, Esperanza Chinchilla; el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra de Segura, Ángel Sánchez; y el director de Zona de Caja Rural de Jaén, Fernando Pliego.

Los Premios Ardilla se otorgan de forma anual para reconocer el esfuerzo de agricultores y almazaras que producen los mejores aceites de la Sierra de Segura en cada campaña. Fuenroble, Oleaí Primer Día de Cosecha y Agrosegura han sido los ganadores de los Premios Ardilla 2022, ya que fueron seleccionados por un jurado de gran prestigio en una cata concurso celebrada en el campus de la Universidad de Jaén. El acto de entrega se organiza de forma conjunta con el Ayuntamiento de Segura de la Sierra y cuenta con el patrocinio de la Caja Rural de Jaén.

Soledad Aranda ha felicitado a los tres AOVEs premiados y ha abogado porque las administraciones trabajen juntas para promocionar el aceite de oliva de calidad. “La Sierra de Segura produce uno de los mejores aceites de la provincia de Jaén, por lo que estos premios son importantes para apostar por la calidad, que es el factor clave para llegar a nuevos consumidores y generar mayor renta para los olivareros”, ha señalado.

Por su parte, Pedro Bruno ha apostado por poner en valor las figuras de calidad como la DO Sierra de Segura, que realiza un gran trabajo para visibilizar los aceites de calidad segureños. “Estas figuras de calidad sirven para que el consumidor tenga claro que va adquirir un aceite de oliva de calidad y origen certificados”, ha incidido, a la vez que ha destacado la labor de la DOP “Sierra de Segura” para defender la peculiaridad de los aceites de oliva virgen extra que produce su olivar de montaña.

Además, Ángel Sánchez ha reivindicado la importancia de la Denominación de Origen para promocionar y otorgar un mayor valor añadido al producto y ha realizado un balance de la campaña 2021/2021. “La comarca de la Sierra de Segura ha producido 130 millones de kilos de aceituna, que han permitido elaborar 27 millones de kilos de aceite de oliva, con un rendimiento medio del 20%. Un 28% del total de aceite de oliva producido ha sido virgen extra”, ha apuntado.

Esperanza Chinchilla ha agradecido que el Consejo Regulador haya elegido un marco espectacular como la iglesia de los Jesuitas para acoger la entrega de los Premios Ardilla y ha querido reconocer el gran trabajo de los 8.000 agricultores amparado por la Denominación de Origen para producir el aceite de oliva de la mayor calidad. En su intervención, Fernando Pliego ha dejado claro que la Caja Rural de Jaén colabora en la promoción del aceite con DO Sierra de Segura para ayudar al desarrollo socioeconómico de la Sierra, una comarca en la que mantiene oficinas abiertas en todos sus municipios.

En este acto Plácido Pascual, jefe del Panel de Cata del Laboratorio Agroalimentario de Córdoba de la Junta de Andalucía también ha recibido el Premio al Embajador de la Ardilla para reconocer su implicación en la defensa del aceite de oliva de calidad.

También se ha hecho entrega de un nuevo galardón que se concede por primera vez, el Premio Ardilla “Maestro de Almazara”, que ha recaído en Pedro Antonio Mihi, responsable de la elaboración de aceite de oliva en la cooperativa “Nuestra Señora de la Asunción” de Orcera. La jornada se ha completado con la ponencia “Marketing de AOVE con Calidad Certificada”, impartida por Manuel Parras, catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Jaén. En una brillante exposición, Parras ha explicado que pertenecer a una figura de calidad cuenta con numerosas ventajas, ya que el Aceite de Oliva Virgen Extra es la única categoría que ha crecido desde el año 2008, y ha abogado por profundizar en la promoción y el conocimiento del aceite de oliva de calidad entre los grupos de población que menos lo consumen, como los millenials. En las conclusiones, ha dejado claro que merece la pena estar en una DOP como Sierra de Segura, porque el precio de venta del aceite certificado es muy superior.