La consejera Carmen Crespo pide “compromiso” al Estado y urge a tomar “medidas contundentes” frente a la sequía

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha pedido “compromiso” al Estado ante la escasez de recursos hídricos que afecta a España y ha apuntado que, con una media de agua embalsada del 26%, Andalucía se encuentra en “una pertinaz sequía que requiere medidas más ágiles y contundentes”. Entre las reclamaciones de Andalucía, Crespo ha destacado la puesta en marcha de la doble tarifa eléctrica para los regantes, “que le permitiría reducir su factura”; la bajada del IVA de los insumos que afectan a la actividad agraria; la bonificación del agua desalada a 0,30 euros; y la utilización y reprogramación de los fondos Next Generation.

Al respecto de estos recursos económicos europeos, la consejera ha solicitado que se aumente la dotación destinada tanto a modernización del regadío como a obras hidráulicas para evitar que “territorios de España como Andalucía, que se encuentra al sur del sur, estén en desventaja”. “No vamos a tener un momento igual en el país”, ha subrayado Carmen Crespo en relación a la disposición de los Next Generation, que entiende que deban utilizarse en el ámbito de la energía pero sin dejar de lado las políticas hídricas.

La responsable de Agricultura y Agua se ha mostrado “defraudada” por la reunión organizada hoy por el Gobierno central, que se correspondía únicamente con un “seguimiento de las medidas adaptadas en marzo”. Por esta razón, ha reclamado la convocatoria de la Mesa Nacional de Sequía “al más alto nivel político” para impulsar nuevas medidas adicionales encaminadas a hacer frente a la situación actual.

Carmen Crespo ha subrayado la necesidad de poner en marcha las obras hidráulicas declaradas de interés general del Estado que aún están pendientes en Andalucía como, por ejemplo, las conducciones de Rules. Al respecto, la consejera ha solicitado “rapidez” en la ejecución de unas actuaciones de gran importancia para Andalucía, donde el sector agrario está sufriendo el impacto negativo de la sequía y de los altos costes de producción, “una situación que lastra la economía del mundo rural”.

Más medidas andaluzas y colaboración con Madrid

Respecto a la actuación del Gobierno andaluz, Crespo ha recalcado que “la Junta ha sido previsora y ha aprobado dos decretos de sequía que reúnen medidas por valor de 141 millones de euros para el 33% del territorio andaluz”, ya que estas planificaciones hacen referencia a las demarcaciones hidrográficas intracomunitarias (Cuencas Mediterráneas Andaluzas, Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras) cuya gestión le corresponde al Ejecutivo regional.

“La situación de sequía no espera más y en Andalucía vamos a seguir tomando medidas”, ha afirmado la consejera, que ha apuntado que próximamente se activará una línea de ayudas para respaldar la construcción de abrevaderos para el ganado y se resolverá la última convocatoria de subvenciones relativa a la conexión de las instalaciones de regadío con las depuradoras de las que es posible obtener aguas regeneradas. A esta última iniciativa se destinan 25 millones de euros.

“Pero necesitamos que el Gobierno de España ponga en marcha medidas complementarias para la zona de su competencia, que supone el 67% de la Comunidad Autónoma andaluza”, ha subrayado Carmen Crespo recordando que el Estado ha aprobado únicamente un decreto de sequía para la cuenca del Guadalquivir con actuaciones valoradas en 9,6 millones de euros.

La responsable del ramo en Andalucía se ha mostrado dispuesta a “trabajar hombro con hombro” para impulsar actuaciones “entre todas las administraciones” que mejoren la posición de España en general, y de Andalucía en particular, ante la sequía.

El grupo de trabajo evalúa la situación de la sequía y las medidas adoptadas en marzo por el Gobierno

El grupo de trabajo para el seguimiento de la sequía, convocado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha analizado hoy las consecuencias de esta adversidad climática en el sector agrario y ha evaluado las medidas de apoyo puestas en marcha en marzo por el Gobierno para hacer frente a la situación y que están plenamente en vigor.

En la reunión, a través de la Comisión Permanente de Adversidades Climáticas y Medioambientales (COPAC), han participado representantes de los ministerios para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y del de Agricultura, Pesca y Alimentación, así como de las comunidades autónomas, de comunidades de regantes, de las organizaciones profesionales agrarias y de cooperativas agroalimentarias. Los participantes han valorado las medidas adoptadas por el Gobierno y han planteado su preocupación por la actual situación de sequía.

De los informes de seguimiento de la situación presentados por las distintas comunidades autónomas y organizaciones participantes se realizará una evaluación para estudiar las líneas a seguir, asegura un comunicado del Ministerio de Agricultura.

Con el Real Decreto-Ley 4/2022, de 15 de marzo, el Gobierno se anticipó en la aprobación de medidas de apoyo para mitigar esta situación de escasez hidrológica y sus consecuencias en la actividad agraria, después de la reunión de la Mesa de la Sequía celebrada el 4 de marzo. Estas medidas de orden fiscal, laboral, social, financiero e hidráulico implican a seis ministerios y reflejan el compromiso del Gobierno con el sector agrario, que juega un papel fundamental en la economía nacional.

REBAJA FISCAL

En el orden fiscal, los agricultores y ganaderos que tributan por el sistema de módulos -unos 800.000 en el conjunto de España- han podido beneficiarse de una reducción del 20 % en la estimación de los mismos para la declaración del IRPF de 2021.

Complementariamente, el Gobierno estableció reducciones a nivel nacional en la ganadería y el viñedo, y numerosas rebajas a nivel autonómico, provincial y municipal. Igualmente se redujeron los índices aplicables a las actividades ganaderas que alimenten el ganado con piensos y otros productos para la alimentación adquiridos a terceros y el índice aplicable a los cultivos en tierras de regadío que utilicen electricidad. En total, la reducción de la base imponible se estima en 1.016 millones de euros.  De cara al ejercicio fiscal del año 2022, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) recogerá en su informe para Hacienda los efectos de la sequía en este año.

Entre las medidas en vigor cabe destacar también la exención del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica para las explotaciones que cumplan determinados requisitos. El Gobierno compensa a los ayuntamientos que apliquen esta exención en el actual ejercicio presupuestario.

SEGUROS AGRARIOS

Además, entre las medidas de prórroga del plan de ayudas por las consecuencias de la guerra de Rusia en Ucrania está el incremento de la subvención al seguro agrario y que se ha traducido en un incremento de 60 millones de euros, lo que permite aumentar en 10 puntos la subvención base, es decir, la que reciben todos los asegurados, según la modalidad elegida en el momento de la contratación. Esta subvención se aplicará en aquellas líneas que inicien la contratación entre el 1 de septiembre de 2022 y el 31 de agosto de 2023. Con esta subida, unida al aumento de determinadas ayudas adicionales y otras mejoras introducidas en 2021, algunos colectivos como el de los agricultores jóvenes tendrán una subvención próxima al 65 % sobre el coste de la prima, máximo permitido por la normativa comunitaria sobre ayudas estatales.

El seguro agrario, que incluye la cobertura de contingencias por efecto de la sequía, se constituye en una herramienta fundamental que tienen a su disposición los agricultores y ganaderos para hacer frente a situaciones de contingencia y dificultades sobrevenidas por adversidades climatológicas.

En materia laboral y social, el Gobierno ha concedido aplazamientos en el pago de las cuotas de la Seguridad Social y de recaudación conjunta que han sido  prorrogados sucesivamente, de forma que se puede solicitar para las cuotas devengadas hasta septiembre de 2022 para las empresas incluidas en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios, y hasta octubre de 2022 para los trabajadores incluidos en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios.

También se ha reducido, de 35 a 20, el número mínimo de jornadas reales cotizadas para acceder al subsidio por desempleo o a la renta agraria a favor de trabajadores eventuales agrarios residentes en Andalucía y Extremadura.

APOYO FINANCIERO

El Gobierno también ha establecido una línea, de 12 millones de euros, para apoyar la financiación de empresas del sector y que se ampliaron posteriormente hasta 24,7 millones de euros por acuerdo del Consejo de Ministros el 25 de junio. Igualmente se ha ampliado el plazo para la solicitud de estos créditos favorables hasta el 1 de mayo de 2023.

Esta ampliación responde a la fuerte demanda del sector a estas medidas de apoyo, fruto del convenio entre el MAPA, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA) y que desde el 20 de mayo ya han vehiculado operaciones financieras por más de 100 millones de euros. El plazo aún está abierto. En la reunión se ha animado al sector a acogerse a la medida, para lo cual se ha facilitado en la web del MAPA el listado de entidades financieras por el que pueden solicitarla:  

El presupuesto de la línea ICO-MAPA-SAECA se ha ampliado en 10 millones de euros, y se elevó a 20 millones de euros, con lo que aumenta el potencial de créditos subvencionados hasta 220 millones de euros aproximadamente. Esta ayuda consiste, para las explotaciones agrícolas, en la bonificación del 7 % del principal de los préstamos, con una cuantía máxima de 10.000 euros por beneficiario. En el caso de las explotaciones ganaderas, la bonificación asciende al 10 %. Se financian préstamos de hasta 100.000 euros, con un plazo de hasta 15 años, con periodos de carencia de hasta 3 años, según la duración del préstamo.

Igualmente se incrementó en 2 millones de euros el presupuesto de la línea de subvención de avales de SAECA, con lo que esta línea de apoyo alcanza un importe total de 4,7 millones de euros. El potencial de la línea aumenta así hasta 120 millones de euros de crédito subvencionado y 3.400 beneficiarios.

El Real Decreto-ley 4/2022 también prevé actuaciones sobre el coste del agua procedente de desaladoras de titularidad de la Administración General del Estado y medida urgentes para paliar los efectos de la sequía en las cuencas hidrográficas del Guadalquivir y del Guadiana, las que presentan un mayor déficit de reservas debido a la prolongada situación de sequía.

La elevada inflación presagia una difícil negociación del convenio del campo de Jaén cuya vigencia del actual finaliza este mes de septiembre

La elevada tasa de inflación hacer presagiar una difícil negociación entre los sindicatos y la patronal del próximo convenio colectivo del campo de la provincia de Jaén cuya vigencia del actual finaliza este mes de septiembre después de cuatro años de estar en vigor. Como posición de partida es de suponer que desde la parte empresarial se ponga especial énfasis en el incremento de los costes de producción y en la escasa cosecha de aceituna que se espera, mientras que los sindicatos defenderán que los trabajadores no pueden perder poder adquisitivo por este elevado IPC.

Un convenio colectivo que es el más importante de Jaén por cuanto se benefician del mismo miles de trabajadores, sobre todo en la campaña de la recolección de la aceituna. Un texto normativo que regula las relaciones laborales entre empresario y trabajador del sector agrario de la provincia con una vigencia de cuatro años, desde la campaña 2018-2019 hasta el próximo 30 de septiembre.

Una vez que se conozca el dato definitivo del IPC de septiembre de la provincia de Jaén, que es la referencia para su aplicación en la negociación, tendrá que comenzar el proceso negociador, para lo cual los sindicatos UGT y CC OO tendrán que presentar su tabla reivindicativa para ser discutida y negociada una vez que se constituya la mesa negociadora del convenio del campo. 

Los trabajadores agrarios que se rigen por el convenio del campo de Jaén perciben actualmente salarios que oscilan entre los 54,50 euros y 56,93 euros por jornal en la aceituna, dependiendo de la categoría profesional, por jornada de 6 horas y 30 minutos, con 15 minutos de descanso retribuido.

El portavoz de Agricultura del PSOE asegura que la PAC va a ser “muy buena” para el olivar de Jaén y reta al PP a aclarar qué modelo está defendiendo

El portavoz de Agricultura del PSOE en el Congreso, Juan Francisco Serrano, sentencia que la nueva PAC va a ser “muy buena” para la provincia de Jaén y para su olivar, porque garantiza una importante llegada de fondos con la aplicación de la ayuda asociada y porque introduce un modelo “que defiende, protege y beneficia con absoluta claridad a los pequeños y medianos olivareros, que representan la inmensa mayoría de perceptores en nuestra tierra”.

Serrano vuelve a desmentir en un comunicado “las patrañas del PP sobre supuestas pérdidas” y reitera que “no existen todavía cifras” sobre el impacto de la PAC en el próximo marco comunitario, por lo que reclama a la derecha “que deje de alarmar y de mentir”. Así las cosas, recalca que la nueva PAC “es buena para Jaén, es buena para el olivar, incorpora el hito histórico de la ayuda asociada para el olivar tradicional y levanta un nuevo modelo donde van a ganar los pequeños y medianos olivareros”.

“El problema del PP es que no le gusta este modelo porque prima al 85% de los olivareros de la provincia de Jaén. No le gusta este modelo porque beneficia a los pequeños y medianos agricultores. No le gusta este modelo porque tiene una ayuda asociada para el olivar tradicional. No le gusta este modelo porque pone un tope máximo para las ayudas. Y no le gusta este modelo porque hay un pago redistributivo que permitirá cobrar más a los olivareros con menos hectáreas. Ésa es la realidad y ahí están los intereses ocultos del PP: defender a las grandes explotaciones”, desvela.

Por ello, el diputado socialista muestra su satisfacción por una nueva PAC cuya negociación “ha sido todo un éxito para los intereses del sector” a pesar de las dificultades que han ido surgiendo, como la salida de Reino Unido de la UE, la pandemia o la invasión de Ucrania. “En medio de esta situación de incertidumbre, la PAC trae estabilidad y seguridad al olivar jiennense y especialmente a sus pequeños y medianos olivareros”, apostilla. Además, supone “acabar con ese modelo del PP que dejaba el 80% de los ayudas europeas en manos del 20% de los perceptores, mientras que el 20% restante tenían que repartírselo el 80% de los agricultores”.

“Vamos a acabar con esas injusticias del PP, las que causaron una pérdida de 272 millones de euros al olivar de Jaén en el anterior marco comunitario, una pérdida que sí es real y contrastada porque ya se ha producido y los olivareros de Jaén lo notaron en sus bolsillos entre 2014 y 2021”, concluye.

La campaña 2021-2022 entra en su último mes con precios camino de máximos históricos, con incremento de los costes de producción y con una comercialización que podría apuntar a récord

La campaña oleícola 2021-2002 ha entrado ya en su último mes con precios en el mercado de origen que van camino de máximos históricos, con incrementos significativos en los costes de producción, sobre todo de la energía y de los carburantes, y con una comercialización que podría apuntar a récord de ventas.

Termina una campaña oleícola catalogada de media-alta, con 1.488.000 toneladas de aceites de oliva y con unos precios que se aproximan ya a los cuatro euros el kilo y con diferenciales de cotizaciones muy estrechos entre calidades. Y eso se produce en un escenario en el que se podría superar o acercarse al récord de ventas, establecido en algo más de 1.641.000 toneladas en la campaña 2013-2014 frente a las casi 1,4 que se habían alcanzado entre los meses de octubre y julio pasado.  

Hasta el 31 de julio se han importado 180.800 toneladas de aceites de oliva; se han exportado 894.000 y 500.400 han ido al mercado interior, lo que da un resultado comercializador de 1.394.400 toneladas en estos diez meses, y unas existencias a 31 de julio de 698.000, cantidad que se estima suficiente por cuanto podría quedar un enlace de unas 500.000 toneladas para el inicio de la venidera campaña oleícola 2022-2023. Otra cosa será la disponibilidad de aceite de oliva para la próxima campaña, en la que se prevé una considerable reducción de cosecha por el estrés hídrico del olivar, las altas temperaturas y el mal cuajado del fruto por una adversa floración y polinización.

 El Centro del Olivar y el Aceite de Úbeda renueva su proyecto museográfico con el apoyo de la Diputación de Jaén 

El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, y la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, han inaugurado el nuevo proyecto museográfico implantado en el Centro de Interpretación del Olivar y el Aceite de Oliva de Úbeda, un museo que se ha transformado y que a partir de hoy ofrece un nuevo recorrido a sus visitantes, así como más contenidos expositivos, información en varios idiomas y nuevas herramientas tecnológicas que mejorarán la experiencia de las miles de personas que lo visitan cada año.

En este acto –en el que también han estado presentes los diputados de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Cambio Climático, y Promoción y Turismo, Pedro Bruno y Francisco Javier Lozano, respectivamente, y el presidente de la Asociación Olivar y Aceite, Javier Gámez–, el máximo responsable de la Diputación ha valorado la “ambiciosa intervención que se ha realizado para potenciar aún más el atractivo turístico de este centro”, una intervención que ha contado con el apoyo de la Administración provincial, que ha aportado 30.000 euros para la ejecución de este proyecto museográfico cuya cuantía total ha superado los 37.000 euros.

Al respecto, Reyes ha recordado que este museo ligado a la cultura del olivar y el aceite de oliva “es uno de los espacios clave en la promoción del oleoturismo en Jaén”. En esta línea, ha incidido en que “este centro es un argumento más para venir este municipio, ya que supone un importante complemento a la oferta patrimonial y cultural de la ciudad Patrimonio de la Humanidad de Úbeda, que junto con su vecina Baeza son dos de los principales motores turísticos de nuestro paraíso interior”.

El oleoturismo, como ha destacado el presidente de la Diputación, “llama la atención cada vez de más gente porque el aceite de oliva y todo cuanto lo rodea están de moda, tanto por ser un alimento saludable como por sus indiscutibles bondades gastronómicas y el decisivo papel que este árbol puede jugar en la lucha contra el cambio climático”. En la provincia de Jaén “estamos aprovechando cada vez más esta vertiente turística del sector oleícola, algo que es fundamental para sacar un mayor rendimiento económico a nuestro producto estrella”. En este sentido, ha subrayado que “en campañas como esta, en las que se espera una producción muy inferior a la media por las adversas condiciones climatológicas, es fundamental que esta segunda cosecha que supone el oleoturismo, y que se recoge durante todo el año, la cuidemos más que nunca”.

Con esa intención, hace ya casi una década la Diputación impulsó el proyecto OleotourJaén con el propósito de potenciar y promocionar la cultura oleícola y la oferta de recursos turísticos ligados a la misma. Francisco Reyes ha subrayado “que la apuesta de la Administración provincial por esta iniciativa ha sido muy acertada ya que en menos de una década hay 130 recursos adheridos a OleotourJaén”.

Entre otros, forman parte de este producto turístico restaurantes, almazaras visitables, oleotecas y empresas de servicios turísticos, además de spas, alojamientos singulares, empresas de cosméticos, de catas, de artesanía de madera de olivo y, por supuesto, museos como este Centro de Interpretación del Oliva y el Aceite de Úbeda, “santo y seña de una oferta que sitúa a Jaén como el lugar ideal para disfrutar del oleoturismo”, ha asegurado el presidente de la Diputación, quien ha concluido señalando que la renovación del proyecto museográfico de este centro “viene a enriquecer aún más si cabe la oferta turística de Úbeda, cada vez más diversa y de mayor calidad”. 

Erik Domínguez pide que se paralice la nueva PAC porque asegura que perjudica al olivar de Jaén y a la economía de miles de familias

El presidente del PP de Jaén y portavoz popular de Agricultura en el Parlamento Andaluz, Erik Domínguez, denuncia que el plan estratégico español de la Política Agraria Común (PAC) presentado por el ministro Planas “sin el consenso de las organizaciones agrarias y de las Comunidades Autónomas” y recientemente aprobado por la Comisión Europea tendrá “un efecto devastador en Jaén, donde su aplicación implicará pérdidas millonarias para el sector del aceite de oliva”. Añade en un comunicado que “no es admisible que el PSOE se haya empeñado en hacer un diseño de reparto de fondos que causa un perjuicio tan grande al olivar jiennense, Reyes debería de dar alguna explicación y  muy al contrario, como siempre, lo que hace es esconderse y dar la espalda a los agricultores”.

Domínguez responsabiliza al Gobierno central de la aprobación de una norma que “perjudica gravemente los intereses de la primera productora mundial de aceite de oliva, por lo que, en consonancia con la consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, pide que se aplace la aplicación de la PAC, ya que la aplicación de esta nueva formula de reparto de las ayudas europeas, donde destacan los ecoesquemas, lo único que va a suponer es la puntilla para muchos olivareros que ya ven como los costes, la sequía y la escasa cosecha le están suponiendo una ruina”.

Para el dirigente popular la aprobación del plan estratégico español de la PAC constituye “una nueva traición del PSOE a la provincia”. En este sentido, Domínguez acusa al ministro de Agricultura, Luis Planas, de de ser el artífice de una norma que cuenta con la oposición frontal de organizaciones agrarias, cooperativas y almazaras de Jaén, por lo que ha señalado que “no entendemos cómo un ministro que presume de ser andaluz ha sido el primer interesado en perjudicar a su tierra. Y recordemos que la voz de Andalucía y del sector andaluz no se ha querido escuchar y atender, pese a que somos los mayores perceptores de ayudas y los mayores productores”.

Las empresas de Anierac comercializaron en julio casi 22,5 millones de litros de aceites de oliva envasado, un millón menos que en el mismo mes de 2021

Las ventas de aceites envasados por las empresas de la Asociación Nacional de Industrias Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) se han cerrado con unas salidas de 47,29 millones de litros en el pasado mes de julio. El conjunto de categorías de aceite de oliva alcanza los 22,46 millones de litros, el aceite de orujo de oliva los 1,33 millones de litros y los aceites refinados de semillas 23,49 millones de litros.

En la categoría de aceites de oliva durante ese mes se han puesto en el mercado 22,46 millones de litros, prácticamente 1 millón de litros menos que en julio del 2021. En el detalle de las diferentes categorías de aceite de oliva la mayor cifra de ventas, como es habitual, la presenta el “virgen extra”, con 9,64 millones de litros; seguido por el “suave”, con 7,75 millones de litros. Las categorías “virgen” e “intenso” alcanzaron cifras mucho menores, con 2,07 y 2,98 millones de litros, respectivamente.

En su conjunto, las ventas de aceite de oliva en estos siete primeros meses del 2022 ascienden a 180,17 millones de litros, cifra un 2% inferior al acumulado del 2021. Entrando en el análisis de las diferentes categorías, el “virgen extra” alcanza los 73,40 millones de litros, el “suave” los 66,29 millones de litros, el “intenso” 24,66 y el aceite “virgen” 15,80 millones de litros. Esta última categoría es la única que presenta un comportamiento positivo respecto al mismo periodo del 2021 (+8,11%).

A falta de dos meses para el cierre de la campaña, se han puesto en el mercado 257,22 millones de litros, lo que supone una disminución del 5,35% frente a la campaña pasada. El mayor volumen corresponde al aceite de oliva “virgen extra”, que con 105,81 millones de litros acumulados, presenta un descenso del 3,27% respecto al mismo periodo de la campaña 20/21. Las ventas acumuladas en la categoría de aceite de oliva “suave” son de 93,07 millones de litros, un 5,35% menos que la campaña anterior, mientras que las del aceite de oliva “intenso” son de 35,94 millones de litros, lo que representa una cifra negativa en un 15,83%. Por su parte, la categoría “virgen”, de la que salieron 22,39 millones de litros, ha tenido un comportamiento positivo con un incremento del 4,91%.

Por otra parte, en el mes de julio se pusieron en el mercado 1,33 millones de litros de aceite de orujo, lo que supone un acumulado anual durante estos siete primeros meses del 2022 de 10,72 millones de litros. En lo que llevamos de la campaña 21/22 se han puesto en el mercado 15,18 millones de litros de aceite de orujo, cifra superior en un 31,64% a la del mismo periodo de la campaña anterior.

UPA Andalucía aborda la defensa de la agricultura y ganadería familiar con la portavoz socialista de Agricultura en el Parlamento

La Comisión Ejecutiva de la UPA en Andalucía, encabezada por su secretario general, Cristóbal Cano, analiza la situación actual del campo y le traslada a la portavoz parlamentaria socialista, Ana María Romero, los problemas que más preocupan a los agricultores y ganaderos, como la sequía, los incrementos de los costes de producción o la nueva PAC.

La situación actual del campo andaluz, los problemas de la agricultura y ganadería familiar y las posibles soluciones. Son las cuestiones que han centrado la primera reunión de trabajo mantenida por la Comisión Ejecutiva de la UPA en Andalucía con la portavoz de Agricultura del PSOE andaluz en el Parlamento, Ana María Romero. Un encuentro, celebrado en esta ocasión en Jaén, en el que se han puesto encima de la mesa cuestiones fundamentales para los pequeños y medianos agricultores y ganaderos. La sequía, la Ley de la Cadena Alimentaria, los costes de producción o la nueva PAC son algunos de los temas que se han abordado en la reunión; en definitiva, “los asuntos que más preocupan y nos ocupan en estos momentos dentro de la defensa de la agricultura familiar y profesional”.

Cristóbal Cano le ha trasladado a Ana María Romero la necesidad de apostar decididamente por el modelo mayoritario en Andalucía, la agricultura y ganadería familiar sustentada por los pequeños y medianos agricultores y ganaderos que son los que generan riqueza en nuestro medio rural, dan vida a los pueblos y fijan la población al territorio, evitando el despoblamiento y luchando activamente contra la desertificación. “Y más aún en un momento tan delicado y crítico como el que estamos atravesando, con unos costes de producción disparados o una sequía que está condicionando, y mucho, la viabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas”, afirma. Para ello, le ha asegurado que podrá contar con la colaboración y el trabajo de esta organización, al objeto de conseguir que se vayan solucionando los problemas del campo y de garantizar su futuro.

Otra de las cuestiones clave para los agricultores, y que ha puesto encima de la mesa la UPA en Andalucía en la reunión con Ana María Romero, es el regadío. En este sentido, Cristóbal Cano le ha trasladado “nuestra apuesta por el uso eficiente del agua en base a inversiones para la modernización. Es fundamental contar con una gestión sostenible del agua, pero siempre teniendo en cuenta el uso agrícola del recurso. Porque la sostenibilidad la soportamos nosotros y la hacemos posible nosotros, que estamos, vivimos y trabajamos el campo. Por eso entendemos importante que el nuevo Plan Hidrológico del Guadalquivir, al que hemos presentado alegaciones y que está en revisión para su aprobación definitiva, disponga de las infraestructuras que tanto necesitamos en Andalucía. Y también le hemos planteado a la portavoz parlamentaria de Agricultura del PSOE la necesidad de aplicar la doble tarificación eléctrica en los regadíos y la importancia de impulsar el uso de aguas regeneradas para regar nuestros cultivos”, ha comentado Cristóbal Cano.

En la reunión, junto a Cristóbal Cano han participado, por UPA Andalucía, los vicesecretarios generales de Organización, Francisco Moreno; y Desarrollo Rural, Roque García; así como el secretario ejecutivo Elio Sánchez y el responsable de Medio Ambiente de UPA Jaén, Emilio Torres. Por parte del PSOE andaluz, junto a Ana María Romero, han estado Víctor Torres, Mercedes Gámez y el diputado nacional Juan Francisco Serrano.

Junta y organizaciones agrarias de Andalucía acuerdan una batería de propuestas urgentes que elevarán a la Mesa Nacional de la Sequía

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha presidido la Mesa de Interlocución Agraria (Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias) para analizar con el sector la situación que la falta de agua está generando en el campo andaluz y para adoptar una postura común de Andalucía de cara a la Comisión técnica de la Mesa Nacional de la Sequía que el Ministerio de Agricultura ha convocado para el próximo lunes. En concreto, la responsable de Agricultura se ha reunido con el presidente de Asaja-Andalucía, Ricardo Serra; el secretario general de COAG-Andalucía, Miguel López; el secretario general de UPA-Andalucía, Cristóbal Cano y el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias, Juan Rafael Leal.

La reunión ha sido calificada de “fructífera” por la consejera, ya que ha servido, una vez más, para que “gobierno andaluz y sector vayan de la mano al acordar de forma conjunta una batería de propuestas urgentes de medidas, infraestructuras y actuaciones que consideramos que el Estado debe de implantar para poder paliar los efectos de la sequía y los elevados costes de producción que estamos sufriendo”.

En este sentido, tanto sector como Gobierno han coincidió durante la reunión de trabajo en “la necesidad de establecer como una prioridad la aplicación de la doble tarifa eléctrica a los regantes, ya que ésta podría traer consigo un ahorro del 20% en la factura de luz a los agricultores y ganaderos andaluces y, por tanto, un alivio económico en estos momentos de elevados costes de producción”, según ha explicado la consejera. Asimismo, se ha planteado elevar al Estado que esta medida se complemente con la bajada del IVA de los insumos y la bonificación del agua desalada a 0,30 céntimos, al menos, para los regantes.

Asimismo, desde la Consejería de Agricultura y Agua se va a trasladar en la Comisión técnica que “se adapte el seguro combinado para que ampare y cubra el no cultivo por la falta de lluvias a los agricultores y ganaderos, siendo ésta una petición que ha realizado el propio sector y que Andalucía recoge por ser crucial”.

De otra parte, en materia de infraestructuras hídricas la Mesa de Interlocución Agraria ha decidido solicitar en el marco de la reunión de la Mesa Nacional de la Sequía más fondos para el impulso de infraestructuras hídricas que vengan a generar nuevos recursos hídricos para el sector. A este respecto, la consejera ha explicado que “volverá a incidir en la necesidad de reprogramar los fondos Next Generation para destinar más financiación al agua y al regadío”. Y para ello, “necesitamos que el Ministerio de Agricultura sea proactivo y pida al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico los empleen en obras hídricas cruciales que llevan tiempo planificadas”.

Es por ello que la consejera ha venido reclamando “un mayor compromiso del Gobierno con Andalucía para hacer frente a esta situación de extrema excepcionalidad y que, de no actuar, nos dejaría a la Comunidad Autónoma en clara desventaja competitiva”. De ahí que “necesitamos que el Ministerio de Agricultura haga suya esta reivindicación de Andalucía y pida esa reprogramación de los fondos y que implante un mayor compromiso para ejecutar, cuanto antes, las obras de interés general que el Estado tiene pendientes en Andalucía, ya que éstas aliviarían la situación”.

En definitiva, que “el Gobierno de España siga la senda que ha iniciado el ejecutivo andaluz y ponga sobre la mesa actuaciones que vengan a aportar recursos, tanto a corto como medio plazo, porque tenemos que ser conscientes de que la sequía y el cambio climático es que ha llegado para quedarse” ha explicado Crespo.

Por último, que, en el seno de la reunión, Crespo haya querido, también, recordar que “Andalucía fue previsora y está siendo inversora al movilizar 141 millones de euros en sus Decretos de Sequía, los cuales ya se encuentran casi al 50% de ejecución para aportar en 2023 cerca de 77 nuevos hectómetros cúbicos de agua”. Es por ello, Crespo ha explicado que “el gobierno andaluz no puede estar sólo porque sólo tiene competencia en el 33 por ciento del territorio siendo el Estado el que tiene obligaciones en el 67 por ciento restante”.